logo HCUCH

Especial Diabetes

HCUCH HCUCH HCUCH HCUCH HCUCH

¿Es posible que tenga Diabetes?

El inicio de esta enfermedad, casi no presenta síntomas, por lo que conocer los factores de riesgo para desarrollar diabetes son fundamentales para su detección precoz. Una simple muestra de sangre, permitiría conocer tu estado metabólico, realizar diagnóstico e iniciar tratamiento de ser necesario.

Se estima que el 50% de los casos de diabetes se diagnostican en los exámenes preventivos, señala la Dra. Patricia Gómez, jefa del servicio de Diabetes de nuestro hospital.

"Los exámenes a realizar son la glicemia de ayunas, prueba de tolerancia a la glucosa y/o hemoglobina glicada. Idealmente estas pruebas deben realizarse desde los 35 años si presentas alguno de los siguientes elementos: sobrepeso u obesidad, familiares de primer grado con diabetes, trastorno del colesterol, sedentarismo, hipertensión arterial, mujeres con historia de diabetes gestacional, enfermedad cardiovascular y prediabetes (glicemia en ayunas alterada y/o intolerancia a la glucosa)

En etapas más avanzadas, los valores de glicemia pueden ser elevadas y generar síntomas como aumento de la sed, necesidad de orinar en forma frecuente en especial en las noches, excesivo apetito, pero con baja de peso y disminución de la agudeza visual.

Físicamente los pacientes con riesgo de desarrollar diabetes, tienen sobrepeso u obesidad, tienen una distribución de grasa predominantemente abdominal o tronco superior, hiperpigmentación en pliegues cervicales y en las axilas, presencia de lunares de carne en el cuello.

Si sospechas tener diabetes, consulta a tu médico y se te solicitaran los exámenes mencionados, además de evaluar las otras enfermedades relacionadas con la Diabetes, como hipertensión arterial, trastornos del colesterol, hígado graso o enfermedades cardiovasculares, entre otras.

¿Existe la pre diabetes?

Como nos explica la Dra. Gabriela Sanzana, diabetóloga de nuestro hospital la pre diabetes si, existe. Parece un término coloquial o poco científico, pero es correcto e identifica a un grupo de personas con mayor riesgo de tener diabetes.

Las personas con pre diabetes, tienen niveles elevados de glucosa en sangre, sobre lo normal pero no en rango de diabetes, e involucra un mayor riesgo de tener diabetes.

¿Cómo se diagnóstica la pre diabetes?

Con exámenes de sangre. Puede ser con una glicemia de ayunas, una prueba de tolerancia a la glucosa o hemoglobina glicosilada.

¿Qué debo hacer si tengo pre diabetes?

Las personas con pre diabetes, pueden retrasar o prevenir la diabetes, manteniendo un estilo de vida saludable, es decir comer comida saludable, no procesada y realizar actividad física regularmente. Tratar de mantener un peso cercano a lo normal. Algunas personas con esta condición también deben utilizar además medicamentos. Es muy importante realizar controles periódicamente con médico y nutricionista.

¿Si tengo pre diabetes, me dará diabetes?

No todas las personas con prediabetes tendrán diabetes, pero muchas tendrán, especialmente si no hacen cambios en el estilo de vida.

HCUCH HCUCH HCUCH

Principales cambios en la alimentación para prevenir y tratar la diabetes

Son muchas las dudas y muchos los mitos acerca de cuáles son los cambios en la alimentación que son útiles para prevenir o tratar la diabetes, comenta nuestra diabetóloga Dra. Ana Claudia Villarroel.

"La evidencia en la actualidad apunta a los productos ultraprocesados son los principales responsables del aumento de las cifras de exceso de peso y de diabetes en la población nacional y mundial, por lo que la primera acción individual para una actitud preventiva y proactiva debe partir por limitar al máximo posible su consumo", señala la especialista.

Según estudios publicados éstos deben reducirse entre 4 a 7 porciones a la semana aproximadamente (y no más que eso), sin embargo, la mayoría de las personas los consumen a diario y en más de una porción cada día.

Los productos ultra procesados son aquellos comestibles donde la industria alimentaria ha realizado muchas modificaciones del alimento que les dio origen incluyendo la adición de preservantes para aumentar su duración, saborizantes para realzar su sabor y condicionar conductas adictivas de su consumo y colorantes para mejorar su aspecto y aumentar su apetencia. Después de todos estos procesos industriales poco o nada queda del alimento natural que les dio origen y sus cualidades nutricionales quedan reducidas a su mínima expresión, por lo que habitualmente la industria les adiciona vitaminas y otros suplementos.

Para reconocerlos se debe estar atento a los productos alimentarios que tienen las siguientes características:

HCUCH 1.- Tienen más de 5 ingredientes

HCUCH 2.- Tienen aditivos químicos (palabras raras que no se reconocen en la naturaleza) dentro de sus ingredientes

HCUCH 3.- Tienen azúcar (dulces, golosinas, bollería, mermeladas, etc.) o endulzantes artificiales ("light", "diet" o "zero") dentro de sus ingredientes

HCUCH 4.- Tienen harinas refinadas o blancas de trigo y/o de arroz dentro de sus ingredientes

HCUCH 5.- Contienen alcohol

Es conveniente recordar que el tamaño de la porción individual de cada uno de estos productos comestibles debiera estar rotulado por el fabricante claramente en cada envase.

La elección de alimentos reales, lo más parecido a como los otorga la naturaleza como los de la alimentación Mediterránea, son el mejor patrón alimentario. Específicamente aquél que privilegia los platos principales del día a base de pescado tres veces a la semana y legumbres otras tres veces por semana.

¿Cuáles son las consecuencias de un mal control de la Diabetes?

La hiperglicemia crónica puede afectar muchos órganos principales, como el corazón, los vasos sanguíneos, nervios, ojos y riñones. Además, los factores que aumentan el riesgo de diabetes, son factores de riesgo de otras enfermedades crónicas graves, como hígado graso, demencia o EPOC (Enfermedad pulmonar obstructiva crónica/Apnea del sueño).

La Dra. Patricia Gómez, jefa del servicio Diabetes de nuestro hospital recomienda:

Algunas posibles complicaciones de la diabetes son:

HCUCH Enfermedades cardiacas: como infarto al corazón, arritmias, accidente cerebro vascular e hipertensión

HCUCH Disminución de pulsos en los pies y daño neurológico en ellos, generando el pie diabético y la neuropatía diabética, con el riesgo aumentado de amputación

HCUCH Daño en los riñones que incluso puede llevar a necesitar diálisis

HCUCH Riesgo aumentado de enfermedades oculares graves, incluyendo la ceguera

HCUCH Disfunción eréctil u otras alteraciones relacionas con el aparato reproductor

El adecuado control de la diabetes y los niveles de glucosa en la sangre pueden disminuir el riesgo de desarrollar este tipo de complicaciones o afecciones coexistentes (comorbilidades). Complicaciones que con el tiempo pueden convertirse en mortales o discapacitantes. La incorporación de otras especialidades de la medicina en la evaluación de nuestros pacientes con diabetes permite detectar a tiempo y evitar en forma precoz estas complicaciones de la hiperglicemia.

Recuerda volver a control con tu médico, mejora la adherencia a tus medicamentos y realiza una vida saludable.

Un adecuado control de la glicemia disminuye el riesgo de complicaciones

Estoy embarazada y me detectaron diabetes

El azúcar alto en la sangre (glicemia elevada) es la complicación más común durante el embarazo. Es importante manejarla para evitar riesgos en la madre y el hijo. ¿Por qué ocurre? ¿Qué riesgo tengo? ¿Qué pasa con mi bebe? La diabetóloga Dra. Edith Vega responde estas inquietudes.

El embarazo es una etapa de la vida en que predomina normalmente la resistencia a la insulina, esto ocurre para que pasen nutrientes de la madre al feto, para lograr una buena nutrición y crecimiento de éste. Esta insulinorresistencia ocurre principalmente por las hormonas que libera la placenta en mayor proporción desde la segunda mitad del embarazo. La mujer embarazada normalmente produce más insulina, lo que compensa esta resistencia a la insulina.

Sin embargo, hay mujeres que tienen mayor riesgo de evolucionar con diabetes durante el embarazo (diabetes gestacional). Al poseer algún defecto en la producción de insulina al no lograr compensar la insulinorresistencia propia del embarazo, lo cual altera principalmente el azúcar en la sangre después de las comidas.

Las mujeres que tienen más riesgo son aquellas que presentan:

HCUCH Antecedente de Diabetes Gestacional en embarazos anteriores

HCUCH Sobrepeso, Obesidad

HCUCH Antecedentes de Diabetes en familiares directos

HCUCH Prediabetes

HCUCH Síndrome de ovario poliquístico

HCUCH Embarazo múltiple

HCUCH Mayores de 35 años

HCUCH Antecedente de hijos que pesen más de 4 kg al nacer

La glicemia elevada en la madre traspasa la placenta y llega al feto, esto es censado por el páncreas del feto, que va a producir mayor cantidad de insulina. La insulina generará mayor crecimiento del feto, produciéndose macrosomía, que es el crecimiento excesivo del feto.

Esto conlleva varios riesgos para el hijo:

HCUCH Macrosomía (peso del recién nacido >4kilos)

HCUCH Trauma durante el parto (Distocia de hombros, fracturas durante el parto, etc.)

HCUCH Muerte en útero

HCUCH Hipoglicemia neonatal (baja de azúcar tras nacimiento)

HCUCH Parto de pre término (parto anticipado)

HCUCH Dificultad respiratoria, entre otras

También existen riesgos en la madre asociado a glicemia elevada durante el embarazo:

HCUCH Preeclamsia (presión elevada)

HCUCH Polihidroamnios (exceso de líquido amniótico)

HCUCH Necesidad de parto por cesárea

HCUCH Hipertensión durante el embarazo

HCUCH Hemorragia después del parto

Para evitar estos riesgos, si ya hay diagnóstico de diabetes gestacional, debemos mantener la glicemia antes y después de comidas en un rango estricto (pre comidas: glicemia menos de 100 mg/dl y 1 hora post comida: menos de 140 mg/dl).

La medida más importante es controlar la alimentación, disminuyendo la cantidad de carbohidratos y mejorando la calidad de estos, evitando las azucares refinadas. Es importante asesorarse por nutricionista para lograr una alimentación balanceada.

También el ejercicio es un factor importante para mantener glicemias normales, siempre que no haya alguna complicación que lo impida, mantener ejercicio de moderada intensidad, mantiene los niveles de glicemia estable.

En caso de que estas medidas sean insuficientes para lograr nuestras metas, se puede recurrir a fármacos, siendo la insulina, el fármaco más recomendado durante el embarazo.

En la diabetes gestacional, tras el parto, se tiende a normalizar la glicemia una vez que ya no hay hormonas placentarias.

Es necesario realizar un seguimiento tras 6 a 8 semanas después de parto, con una Prueba de Tolerancia a la glucosa, para determinar si hay riesgo de diabetes tras el parto.

Es importante tener hábitos de vida saludable para lograr una buena calidad de vida y disfrutar de un embarazo y parto sin complicaciones.

Vivir con diabetes después de los 65 años

HCUCH HCUCH

Según la Encuesta Nacional de Salud del año 2017, un tercio de los adultos mayores de 65 años tiene sospecha de Diabetes Mellitus y una alta prevalencia de sobrepeso y obesidad. Sabemos que los dos factores de riesgo más importantes para desarrollar diabetes son la edad y el aumento de peso. Por lo que en las personas de 65 y más años se conjugan los dos principales factores condicionantes para tener diabetes.

Como señalan las diabetólogas doctoras Maite Orrego y Claudia García: "En este grupo etáreo es frecuente la pérdida de masa muscular o sarcopenia la que además es inevitablemente progresiva a medida que avanzan los años. La buena noticia es que este aspecto se puede retrasar. En el tratamiento de las personas de 65 y más años que viven con diabetes es fundamental realizar cambios en el estilo de vida que incluyan el ejercicio de manera regular con pesas y/o entrenamiento de resistencia. Siempre de manera segura y supervisada por un profesional".

Para que el ejercicio correcto pueda lograr el objetivo de preservar la masa muscular se recomienda la incorporación de proteínas en cada una de las comidas en la cantidad correcta, por lo que es de vital importancia que cada persona conozca cuál es el requerimiento personal de alimentos ricos en proteínas, para lo cual es imprescindible la asesoría del profesional especializado en el tema de Nutrición en Diabetes.

La terapia farmacológica de la Diabetes debe ser individualizada, con el objetivo de reducir al máximo el riesgo de hipoglicemias.

Es muy importante pesquisar y tratar a tiempo esta enfermedad, dado que los adultos mayores tienen mayor riesgo de presentar complicaciones derivadas de la Diabetes mal controlada como hipertensión arterial, enfermedad renal, infartos al corazón y al cerebro.

Con el diagnóstico y tratamiento oportuno las personas de 65 y más años que viven con diabetes podrán gozar de una buena calidad de vida en esta etapa y preservar su independencia para realizar las actividades que quieren disfrutar.